Tres palabras que cada líder debe recordar a la hora de tomar una decisión.

Estuve revisando los resultados de nuestro año fiscal recien terminado. Mientras revise, recordé de todas las decisiones y cambios que teníamos que tomar mientras pasábamos por un año de integración y transición como equipo. No todas las decisiones fueron populares, incluso había momentos en que hablábamos entre nosotros si habían hecho demasiados cambios entre las decisiones.

Me hizo recordar de un artículo que escribí hace mas de siete años. Espero que te ayuda en tu liderazgo esta semana.

________________________________________________________________

Me encantan las películas de Mel Gibson. Pasión, emoción, guerra, conflicto, y resolución son palabras que caracterizan las películas en que Mel se estrena. Cada película que hace trae un mensaje universal que es tan aplicable en su momento histórico tanto como para el día de hoy.

Uno de mis favoritos tiene que ser Braveheart (1995). William Wallace, apodado “Braveheart” (Mel Gibson) es un rebelde escocés, que lidera una revuelta popular contra el gobernador inglés, que quiere conseguir para él la corona de Escocia. De niño Wallace perdió a su padre y a su hermano de la mano de los ingleses, y otros muchos han sido asesinados desde entonces. Cuando vuelve a perder un ser querido (su amada), su determinación de luchar a muerte para liberar a Escocia del yugo inglés ya no tiene marcha atrás. La película está basada en la historia real de William Wallace, héroe de la independencia de Escocia en el siglo XIII.

Hay una escena donde Wallace tiene su pobre ejército de voluntarios en un valle esperando que los ingleses desciendan sobre ellos. Al fin los ingleses empiezan a moverse contra ellos. Muchos de los voluntarios querían irse corriendo para atrás a sus casas en vez de confrontar el ejército inglés. Mientras los ingleses acercaban puedes escuchar a Wallace gritando órdenes a su ejército encima del ruido de los caballos y los gritos ingleses… ¡Aguarden! ¡Deténganse! ¡Esperen! ¡Aguarden! ¡Deténganse! ¡Esperen!

Cuántas veces hemos tomado una decisión como líderes y puede ser que no era muy popular. Empiezas a escuchar que no es justo, no es como antes, el jefe anterior nos daba permiso para ser lo. ¿Y qué sucede cuando los gritos empiezas a escucharlos desde los clientes? ¿Qué hace los vendedores o el departamento de servicio al cliente? ¿Puedes aguantar el sentir de cambiar tu decisión?

¿Será más fácil regresar y anular tu decisión? Todos tus clientes y tu equipo serán más contentos… ¿no es así?

La verdad es que ninguna decisión en el futuro pegara o será tomado en serio. Las decisiones tienen que ser tomados en serios. Hay razones por la cual fueron tomados. Si quiebras aquí siempre estarás quebrando y al final quebrarás hasta la bancarrota. Es difícil  rebajar descuentos o cambiar políticas de negocio. Gritar ¡Aguarden!, ¡Deténganse!, ¡Esperen! no siempre es fácil. Pero tu equipo necesita esta confirmación. Aquí les dejo algunos consejos cortos y prácticos cuando tomas una decisión que no es tan popular.

  1. Comunica claramente con tus empleados los cambios primero.
  2. Comunica claramente con tus clientes los cambios con anticipación.
  3. Cuando el tiempo se acerca comunica lo de nuevo con ambo equipo y cliente. Prepara tu equipo con respuestas a las inquietudes.
  4. Después de implementar la decisión prepárate para los gritos.
  5. No te escondes. Sea visible. Habla con confianza. Ponte al lado de tus vendedores.
  6. Resiste la tentación de regresar y anular la decisión. ¡Aguarden!, ¡Deténganse!, ¡Esperen!
  7. Agradece a tus clientes por su paciencia mientras han pasado todos estos cambios.

¡Aguarden!, ¡Deténganse!, ¡Esperen!

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

1 comentario en “Tres palabras que cada líder debe recordar a la hora de tomar una decisión.

  1. Buena estrategia para recordar e implementar.

Deja un comentario