¿Qué pedirías de tu padre?

Hace un par de años, la industria del libro cristiano en español, honraron a mi padre por los cincuenta años de servicio que se ha dado. Mi padre se jubilo al final del mismo año.

Desde mis primeros recuerdos, siempre he visto a mi padre trabajando en uno u otra tarea en nuestra industria. Los primeros recuerdos son en la Librería la Verdad en Pucalpa, Peru. Era durante la temporada escolar cuando vi su compasión. Un hombre indígena trajo moneda del juego Monopolio (Monopoly) con la cual fue pagado por un mes de trabajo en la selva. Mi padre lo recibió y enseno al hombre que era moneda verdadera.

Recuerdo su lealtad y compromiso con las deudas cuando en los años de la década de los ochentas había una devaluación fuerte en México. Mi padre quedo y pago hasta los últimos centavos de la deuda para la compañía.

¿Qué pediría de mi padre?

  • ¿Riquezas?- no
  • ¿Los secretos del universo?- no
  • ¿Su listado de contacto?- no

De todo que mi padre me pudo dejar y enseñar, lo mejor que me dio fue mi nombre. Mi padre también se llama Larry Downs. Y su nombre, dado a mí, me ha abierto puertas porque la gente confía en su nombre, mi nombre.

Pido su nombre. Y se ha guardado y me ha entregado.

¿Qué pedirías de tu padre?

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario