¿Podemos estar en desacuerdo con alguien en nuestra compañía?

Suena como una pregunta fácil, pero a pensar lo es más profundo de lo que parece. La pregunta realmente habla acerca de la cultura de la compañía. Tal vez en tu compañía hay libertad y más de eso los jefes lo invitan las opiniones opuestas, las ideas nuevas. Qué lindo- pero en otras compañías lo que el jefe dice es ley- si te le gusta o no, si es la decisión correcta o no.

Si me permites, hoy quiero hablar de cómo crear un ambiente sano que invita las opiniones opuestas. En compartir las ideas (buenas y malas) se crea un sinfín de ideas que te llevara a tomar la decisión correcta.

En cualquier reunión donde tendrás la oportunidad de compartir ideas hay que recordar a preguntarse dos cosas:

  1. ¿Todas las personas aquí son del mismo equipo?–Todos deben de querer el mismo resultado.
  2. ¿Cuál de todas estas opiniones realmente nos llevara al cumplimiento?–Poniendo tus propios deseos de control a un lado, escoge el mejor plan. Tal vez no sea el suyo.

Y cuando tenemos estas reuniones cuando uno puede expresar su opinión sobre el tema, hay que recordar que debemos tener unas reglas para la discusión.

  • Todos deben de tratar a las otras personas con respeto.
  • Deben de hablar sobre el plan, no sobre las personas.
  • Guarda tu tono de voz para que no sea agresiva y atacante.
  • Haga preguntas de aclaración sobre las opiniones de otros.
  • Escucha, no interrumpas cuando la otra persona está hablando.

Y así podrás empezar a crear una cultura que acepta otras opiniones, que invita la discusión. Donde la gente no tiene miedo a expresarse. Tal vez tienes otras ideas también que funciona para ti y quieres compartir- te invito a compartirlos aquí.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario