No deje de exponer sus ideas

Hace unos días estaba trabajando con una colega acerca de un problema que requería solución. No era algo pequeño, en realidad, va a costar unos cuantos miles de dólares resolverlo. Yo estaba resignado a una única solución, cuando mi compañera me lanzó una alternativa.

La rechacé dándole tres razones por las que pensé que no resultaría. Fue entonces cuando vi su próximo correo electrónico. «Tienes razón… lo siento». Eso me impresionó, yo acababa de terminar con el deseo de esta persona de aportar y elaborar ideas novedosas. Yo lo había dicho muchas veces antes:

«Si tienes una idea y yo tengo otra, tenemos dos. Pero, si tienes una, yo tengo otra y las expresamos y analizamos, entonces tendremos un número infinito de ideas a partir de estas».

Rápidamente volví a responderle: «No, no te lamentes. Necesito tus ideas, mantenlas fluyendo». La verdad es que, nos necesitamos mutuamente para impulsarnos unos a otros, para ayudarnos a mantenernos creativos y para hallar la mejor solución a los problemas que enfrentaremos.

Así que adelante, comparta sus ideas con los demás.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario