Lo que realmente te frustra.

He hablado con muchos profesionales que simplemente están frustrados con la forma en que la industria hace sus negocios, incluyendo los que tienen negocio propio. Igualmente, muchos no están de acuerdo con lo que sus clientes hacen o dejan de hacer.

Cuando les pregunto qué están haciendo al respecto, la respuesta realmente se reduce a «Nada. ¿Qué puedo hacer al respecto?» y están resignados al “hecho” de que el negocio siempre será así.

Solo tienes control sobre una de estas áreas:

  • No se puede obligar al cliente a hacer exactamente lo que uno desea, ni tampoco es fácil decir a la industria lo que ésta debe hacer.
  • Pero, siempre puede trabajar para cambiar su propio negocio.

Por lo tanto, tiene dos opciones: Permanecer frustrado con el negocio y seguir quejándose, o cambiar la forma en que funciona su negocio. Elija cambiar la forma en que funciona su negocio, amigo mío. Entonces, y solo entonces, podrá influir en la industria y en sus clientes.

Lo más frustrante es, elegir no hacer nada al respecto.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario