Lo bueno y lo excelente

“No te conformes sólo con la contratación de buenas personas, más bien dedícate a contratar sólo a personas que ya sean excelentes.”

Como líderes, muchas veces sentimos la presión de llenar los puestos vacíos de nuestro equipo, y en ocasiones eso lleva a contratar a la primera persona que entrevistamos.

Contratando a gente buena cumplirás con las necesidades que tienes. Pero si contratas a personas que ya son excelentes, llevarás a tu equipo al próximo nivel.

Y al final del día, la realidad es que requiere la misma cantidad de esfuerzo contratar, capacitar, equipar e integrar a una persona en el equipo.

En la próxima oportunidad que se te presente: primero- ten paciencia; segundo- elige contratar la excelencia sobre simplemente lo bueno.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario