Las dudas y las decisiones.

Podremos pensar que las dudas son las dudas y que realmente no hay diferencia entre ellos. Las dudas pueden ser constructivas, pensativos, interrogativos, o podrán ser paralizantes. He aprendido a través de los años que hay dos tipos de dudas que tenemos en nuestras vidas. Estoy hablando de las dudas antes de tomar una decisión y las dudas después de tomar una decisión.

Las dudas antes de tomar la decisión:

Cuando tenemos dudas antes de tomar una decisión debemos usar estas dudas que tenemos como oportunidades para reforzar nuestras decisiones que debemos tomar. Las dudas pueden venir de nosotros mismo mientras dormimos, o de un amigo que te esta ayudando tomar la decisión. Esto puede suceder hasta últimos segundos antes de decidirse.

Las dudas después de toma la decisión:

Cuando tenemos dudas después de tomar una decisión debemos revisar nuestras metas, recordarnos de nuestros éxitos, e irnos adelante. Estas dudas podrán venir de nosotros mismos o de preguntas hechas por amigos, o incluso la competencia. Esto empieza a suceder cuando las cosas no van tal como habíamos planeado.

Lo mas peor que podrá suceder es que las dudas nos paralizan y nunca tomemos una decisión. Por lo bien de tu equipo, no lo dejas que esto sucede.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario