La razón por la cual no estás creciendo.

No estás creciendo y tu lo sabes. Estás estancado, y no tienes ningún impulso. No me malinterpretes, no ha disminuido, sin embargo, simplemente no estás creciendo.
No es un lugar divertido para estar, no te gusta estar en esta posición, pero no odias estar ahí lo suficiente.

Hay una parte de ti que está cómodo en ser mediocre. Lo sé y tú lo sabes.
¿Cómo lo sé?
Lo sé porque estás haciendo excusas. Lo he visto una y mil veces antes.

Escucha lo que dices como si a través de los oídos de otra persona. ¿Lo escuchas?

Estás permitiendo que tus propias excusas te mantengan como prisionero en la meseta de la mediocridad.

Fuimos creados para grandeza – no más excusas.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario