La proxima vez pregunte por qué, no quién.

¿Haz fracasado alguna vez? – Seguro que si. Si no, ¡tu turno viene amigo!

Nuestra primera reaccion muchas veces es buscar la persona culpable, y asi pensamos que lo hemos resuelto. Pero no lo hemos resuelto.

La próxima vez que fracases, pienses por qué fallaste en vez de preguntar de quién fue la falta. Trate de mirar todo objetivamente y así podras hacerlo mejor la próxima vez. Aquí les presento una lista de preguntas para ayudarnos a analizar cualquier fracaso.

  • ¿Qué lecciones he aprendido?
  • ¿He dado la herramienta correcta a mi equipo para lograr la meta?
  • ¿Cómo puedo convertir el fracaso en éxito?
  • ¿Cuándo fui que realizo que esto iba a fracasar? ¿Qué pasos tome?
  • Hablando prácticamente, ¿hacia dónde debo ir desde aquí?
  • ¿Quién ha fracasado de este mismo modo, y cómo podría esa persona ayudarme?
  • ¿Cómo podría mi experiencia ayudar a otros para que no cometan el mismo error?
  • ¿Dónde tuve éxito y dónde fracasé?

Las personas que no toman responsabilidad por sus fracasos nunca tendrán éxito. Viven de crisis a crisis, y como resultado, nunca logran superar. La próxima vez, recuerdas de este lista y revísalo primero. Sea el primero en aceptar la responsabilidad cuando hay un fracaso en las metas de su equipo.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario