La decisión realmente es suya.

Todos los días tomamos decisiones en el trabajo.

  • Decidimos trabajar o no trabajar.
  • Decidimos ser honestos o deshonestos.
  • Decidimos cumplir con nuestra palabra o no.
  • Decidimos tomar responsabilidad por nuestro trabajo o no.
  • Decidimos ser líderes o seguidores.
  • Decidimos ser innovadores o comunes.
  • Decidimos hacer más de lo pedido o simplemente lo que mi posición me pide.
  • Decidimos usar el teléfono para hablar con clientes o perdernos en Facebook.

Hay docenas de decisiones adicionales que tomamos cada día en el negocio.
Son estas decisiones las que marcan la diferencia entre los exitosos y los que lloran por no ser exitosos.
¡A tomar buenas decisiones amigo!

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario