Honremos a los que nos precedieron

Uno de estos días, cuando regresaba de Barcelona, ​​reflexionaba en lo afortunado que soy. Tengo la oportunidad de hacer cosas que otros —que ya se han ido—, soñaron; cosas por las que oraron. Mis oportunidades, aunque tienen su propia esencia, están basadas en el trabajo que esos mismos predecesores trazaron.

Esa mañana, cuando empacaba mis maletas, medité en los nombres de esos hombres y mujeres  que se fueron antes que yo, cuyos caminos recorro ahora. Pioneros que decidieron probar algo diferente. Hombres que no se conformaron a lo establecido. Hombres que sabían que nunca verían sus sueños cumplidos, pero que entendieron el papel que jugaban al echar las bases de lo que vivirían otros en el futuro.

Se me ha dado un don, la oportunidad de pararme en los hombros de mi padre —como trampolín— para saltar desde ellos y crear mi futuro.

Si usted es un colega publicador del mercado que trabajo, tal vez reconozca algunos de los nombres que citaré. Su lista será tan diferente, como lo son los caminos que nos han hecho llegar a donde estamos hoy. Espero que pueda reconocer algunos de los nombres que decidí honrar aquí.

Johannes Gutenberg (1395-1468): Su invención —la imprenta de tipos móviles mecánica— dio inicio a la revolución de la industria gráfica; lo que fue considerado ampliamente como uno de los hechos más importantes de la historia. Desempeñó un papel clave en la difusión de la lectura y el aprendizaje de las masas.

William Tyndale (1494-1536): La traducción de la Biblia de Tyndale fue la primera en inglés hecha directamente de los textos hebreos y griegos; fue la primera que aprovechó la imprenta y la primera de las Biblias inglesas de la Reforma. En 1536, Tyndale fue declarado culpable de herejía y ejecutado por estrangulamiento, después de lo cual su cuerpo fue quemado en la hoguera por su trabajo en las Escrituras.

Michael S. Hart (1947-2011): A pesar de un amplio debate acerca de quién inventó el libro electrónico, Michael Hart es quizás mejor conocido como el inventor del moderno libro electrónico o e-book.

Ralph Gates (fallecido): Fue amigo de los libreros. Ayudó a crear muchas librerías pagando el inventario inicial personalmente. Ralph siempre estaba haciendo un negocio en silencio. Él me enseñó el siguiente concepto: «Haz todo lo que puedas, ahorra todo lo posible y da todo lo que puedas».

David Ecklebarger: Es el propietario de Spanish House / Editorial Unilit. David le dio a un flaco alto, de 32 años de edad —que creía que se las sabía todas— la oportunidad para crecer, para aceptar el reto y para desarrollar mi propio criterio mientras aprendía todo sobre el negocio y el liderazgo a su lado.

Les Thompson (1931-2011): Fundador de Ministerios Logoi. Conocido como «Pastor de pastores», Les me enseñó cómo ser transparente, cómo ser yo mismo y no ocultar mis emociones cuando hablara y enseñara.

Larry Downs, padre: Mi papá. Me dio un nombre en el que se puede confiar. Un nombre que, debido a su confiabilidad, me abrió puertas.

Así que, al iniciar su semana, ¿sabrá quién sentó las bases de las oportunidades que tiene por delante?

Y más importante aún, ¿qué fundamento está echando hoy para que otro lo aproveche en el futuro?

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario