Entendiendo cuando las cosas son urgentes.

En los negocios hay que entender como distinguir entre lo urgente y lo que puede y debe esperar. El éxito llega en cuando entendemos como distinguir y tenemos la disciplina en actuar sobre ellos de esa manera.

Los asuntos no urgentes muchas veces nos interrumpen y gritan en voz alta de su necesidad a ser atendido de inmediato. Son pequeños y no pensamos que nos va a robar mucho tiempo. Pero lo que nos roba es muchas veces más que un poco de tiempo.

Como me encantaría dejar un listado de todo lo que te roba del tiempo y ventas, pero tú ya lo conoces muy bien. Mejor será trabajar sobre un listado de lo que es verdaderamente urgente.

  • Tu jefe te pide una respuesta, acción, o reporte con una fecha límite.
  • Va a producir ingresos rentables.
  • Tiene fecha límite en que los demás están dependiendo de ti.
  • Hay consecuencias si no se cumple.
  • Si lo haz prometido a alguien.
  • …y especialmente los vuelos de avión.

Hay otras cosas también que son urgentes. Haga tu propia lista y cuando te encuentras allí trabajando y no sabes cómo distinguir lo urgente… es tiempo de revisar tu lista una vez más.

¡Animo amigo!

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario