El carácter.

El carácter es el elemento esencial del liderazgo. Todo surge o se derrumba en base al carácter. El carácter define quién es usted, sus acciones y los fundamentos de su liderazgo. Observe que, sin un carácter firme, su liderazgo —en algún momento— fallará; sin embargo, el carácter le da la oportunidad de prosperar en su liderazgo.

Ya usted me ha oído decir que contrate gente buena, personas de carácter y que encuentre algo que ofrecerles. Si como líderes —que queremos crecer en una empresa rentable a largo plazo— nos exigimos a nosotros el carácter, también es necesario que lo demandemos de nuestro equipo. Pero, ¿Cómo lo hacemos?

He aquí algunos puntos que estoy aprendiendo:

  • Defina sus responsabilidades: Usted nunca debe suponer que todo el mundo conoce y entiende sus responsabilidades. Tómese el tiempo para asegurarse de que cada uno está en la misma onda.
  • Cuente con una persona correcta y responsable: ¿Tenemos que recompensar a los ejecutivos cuando las cosas van bien y, por el contrario, atormentar a los empleados normales cuando las cosas van mal?
  • Pida que actúen, no que hablen solamente: No todo es lo que usted dice, es lo que hace.
  • Posicione a su gente para que crezca: Colóqueles en situaciones difíciles, eso prueba su carácter y los desarrollará aun más.
  • Recompense proactivamente las buenas acciones: Promueva desde dentro cuando se presente la oportunidad.
  • Discipline cuando sea necesario: Si usted tiene una superestrella que es una persona poco ética y desconsiderada, despídala. Su equipo entenderá aun más que el carácter vale.

Note que el carácter es importante. Los hombres y mujeres a los que lideramos son las personas que están ayudando a crear productos, prestar un servicio y representar nuestro nombre. Este es el secreto para producir un crecimiento sostenible a largo plazo de su empresa.

Todo comienza con el carácter. 

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario