Delegación: Claridad y responsabilidad

Hace unas semanas estuve en una reunión en la que estábamos revisando las prácticas según la situación. Ahí escribí una nota que francamente tenía mucho sentido para mí como persona que delega bastante. Bueno, está bien, a veces trato de delegar, pero no siempre logro hacerlo exitosamente. Esa mañana creo que tropecé con mi respuesta. Permítame compartirla con usted.

La gente que trabaja para usted está en diferentes etapas de su aptitud y del nivel de confianza que usted le tiene. Usted sabe esto y ellos también lo saben. Algunos están buscando guía y aún no pueden tomar una decisión, mientras que otros están listos para correr con una directriz más allá de lo  que usted estaría dispuesto a ver.

Aquí tiene 5 opciones sobre cómo responder a una persona que llega a su puerta un problema, una situación o una oportunidad, de acuerdo a la aptitud, y confianza que les tenga.

  1. No haga nada. Ellos son demasiado nuevos para llevar a cabo la responsabilidad. Encuentre a otra persona para que dé seguimiento.
  2. Tráigame recomendaciones. Ellos regresan con recomendaciones para discutirlas entre ustedes dos.
  3. Hágalo y presénteme un informe inmediatamente. Usted quiere un seguimiento rápido y necesita involucrarse hasta alcanzar un alto grado de satisfacción.
  4. Hágalo y presénteme un informe cuando nos reunamos la próxima semana o mes. Un alto nivel de confianza está implicado aquí.
  5. Hágalo y no se moleste en presentarme un informe. El nivel más alto de confianza y aptitud.

Ahí los tiene. Trabaje con su equipo y también ayúdele a establecer límites. Lo último que usted desearía es que sus directrices no fueran claras. Esto ayudará a establecer la directriz y la responsabilidad de la orden.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario