Dando gracias

Cada año, en varios países del mundo, se separa un día para dar gracias. Aquí en los Estados Unidos nos toca esta semana. Lo lindo es que nos ayuda a tomar el tiempo para reflexionar.

Es fácil simplemente decir que demos gracias por nuestra familia, nuestros amigos, y nuestros colegas. Les comparto mi cuestionario esta semana. Cuando lo miro de cerca hay tanto por dar gracias en estos tres días y siempre.

  • Mi familia: Mi base, mi refugio, el lugar donde puedo descansar y retomar fuerzas, donde soy esposo, padre y abuelo. Esto es mi familia, con todos los retos de una familia común hoy en día, y por ellos doy gracias.
  • Mis amigos: Éstas son las personas que siempre me animan hacia un nuevo nivel, quienes me apoyan cuando me siento deprimido, quienes me corrigen aunque no quiero ser corregido, quienes me invitan a ser quien soy frente a ellos. Estos son mis amigos y por ellos doy gracias.
  • Mis colegas: Mi equipo, mis clientes, mis proveedores y mi competencia. Ellos me empujan a ser mejor hombre de negocio, mejor planeador, mejor cumplidor. Me retan a hacer más de lo que había hecho en el pasado. Estos son mis colegas y por ellos doy gracias.

La realidad es que no hay espacio suficiente para deletrear lo profundamente agradecido que soy.

Si haz tocado mi vida en algún momento, quiero que sepas que hoy en día te recuerdo, y doy gracias por ti.

Hey! ¿Te gustó? ¡Compártelo con otros!

Deja un comentario